REFLEXIONES SOBRE EL PADRE HURTADO